Saltar al contenido

El friso de pared es la soluci贸n definitiva para reformar tu casa

Friso pared

Artículos destacados

Un friso de pared puede ser una magnífica solución para embellecer alguna estancia de tu casa. Asimismo, es una solución ideal para cubrir los desperfectos más evidentes de los muros de tu casa, que suelen acumularse en la zona a la altura del respaldo de la sillas.

Existen muchos tipos de frisos, por ello, en este artículo citaremos algunos de los más demandados y te explicaremos cuáles son sus características. También te daremos algunos consejos para que tu proyecto de reforma aproveche al máximo las ventajas de los frisos decorativos. ¿Comenzamos?

Tipos de frisos de pared

Aunque hay más clases, a continuación citaremos los más habituales en el mercado.

Friso de madera

Se trata, probablemente, del tipo más cotizado, ya que brinda calidez y vanguardismo a partes iguales. Actualmente, el friso de madera está muy de moda y admite toda clase de interpretaciones cromáticas, también compositivas: una solución muy demandada es cubrir solo una pared por completo con un friso en tintes clásicos. No obstante, la elección final del acabado dependerá de la estética general de la casa y la orientación del proyecto de reforma.

Hay muchos frisos de madera y precios que dependen de la calidad del material base que se haya utilizado y del tratamiento posterior que hayan recibido.

Friso de PVC

El friso de PVC está fabricado en el referido material y suele utilizarse más en baños y en cocinas. Puesto que este compuesto no se ve afectado fácilmente por el calor ni por la humedad, no necesita mantenimiento. Puedes encontrarlos en muchos colores y acabados.

Friso de melamina

Por último, el friso de melamina está fabricado a partir de una base de conglomerado, siendo la última capa, la que presenta el acabado. Esta es una fina lámina muy resistente que puede limpiarse sin problemas. Es ideal para el cuarto de los niños (por razones obvias).

El revestimiento para paredes interiores es muy fácil de instalar

Lo mejor de este tipo de soluciones de revestimiento es lo fácil que es instalarlas. No se necesita llevar a cabo ninguna obra, y si eres un poco manitas, no necesitarás de la intermediación de personal para hacerte cargo de la tarea. Eso sí, si no dispones de tiempo o no te ves capaz de acometer la tarea, no te resultará difícil encontrar un profesional o empresa que se ocupe de hacerlo por ti.

Se pueden fijar con adhesivos especiales, solo tendrás que ser fino, o fina, a la hora de realizar los cortes de ajuste en una de las esquinas. Superado este momento crucial, lo demás es coser y cantar.

Es posible fijarlas sobre cualquier tipo de pared y sus acabados incluyen imitación piedra, ladrillo o madera, además de los tipos ya mencionados con anterioridad y que puedes utilizar en diferentes estancias.

El friso más fácil de colocar

Antes de finalizar, vamos a presentarte un panel de poliuretano adhesivo imitación a friso que no te dejará indiferente, ya que no tendrás que comprar nada más que el propio panel.

Si lo quieres, haz click en el siguiente enlace de productos de Amazon

Como ves, el friso de pared es una solución polivalente que puede cubrir todas las necesidades estéticas de tu casa. Elige el material que más te guste, su color y su textura, y disfruta de espacios renovados y libres de marcas, ¡puede que para siempre!

Si te ha gustado este friso, no te pierdas nuestra elección económica para revestir una pared y darle un toque moderno pero rústico, imitando al ladrillo. Haz clic aquí YA!

Sigue tomando ideas con nuestros artículos: